saltar al contenido

Un lugar para hablar de la muerte

 

 

Andrés Rojas

– Coordinador de marketing de Healing Care Hospice

 

 

 

El año pasado en la Conferencia Apoyando la Dignidad al Final de la Vida de Healing Care, tuve el placer de conocer a una mujer muy interesante. Ella me presentó una nueva tendencia que estaba surgiendo en todo el país: los Death Cafés. Aunque el nombre es algo desagradable al principio, los cafés de la muerte brindan un espacio donde las personas pueden reunirse para discutir el proceso de la muerte y el morir. Rápidamente me intrigó este concepto y decidí asistir a una reunión en el Condado de Orange.

La reunión se llevó a cabo en el Susi Q Senior Center en Laguna Beach, un hermoso centro comunitario ubicado en la esquina de un vecindario céntrico, justo al lado de la playa. Al llegar al llamado “café de la muerte”, me sorprendió encontrar que el ambiente era muy cálido y acogedor. Se podía escuchar música suave de piano de fondo, las sillas estaban organizadas en forma circular y había café, té y pasteles disponibles para los invitados. Además, la sala estaba llena de personas que ofrecían conocimientos, información y palabras inspiradoras de sabiduría para todos los que buscaban dicha información.

Mientras me acomodaba, no pude evitar notar la belleza de la habitación. El brillo del sol inundaba la habitación a través de las ventanas que se extendían desde el suelo hasta el techo, lo que se sumaba al agradable ambiente general de la habitación.

La reunión comenzó con una meditación guiada. El moderador instruyó al grupo a cerrar los ojos, despejar la mente y concentrar nuestra energía en la respiración. Luego, el moderador nos indicó que nos pusiéramos las manos en la cabeza y el estómago y repitiéramos "estamos aquí, estoy aquí".

Después de la meditación, el moderador comenzó a explicar el concepto de café de la muerte. Esencialmente, un café de la muerte es un lugar destinado a provocar una discusión grupal sobre la muerte, sin agenda, objetivos o temas ocultos. Para no confundirse con un grupo de consejería de duelo, un café de la muerte reúne a las personas para simplemente discutir el proceso de la muerte y el morir. El objetivo final de estas reuniones es ayudar a las personas a comprender la muerte y responder a las preguntas persistentes que puedan tener, que probablemente no serán respondidas por un profesional médico. El propósito de un café de la muerte es aumentar la conciencia sobre la muerte con la esperanza de ayudar a darse cuenta de la importancia de aprovechar al máximo sus vidas.

Luego comenzamos a discutir los diferentes enfoques de la muerte en diferentes culturas y cómo difieren de los puntos de vista occidentales típicos sobre la muerte. Por ejemplo, en las sociedades orientales, es común que la familia de un individuo recientemente fallecido mantenga el cuerpo en el hogar durante un cierto período de tiempo, para permitir que el alma del individuo pase. Durante este tiempo, los familiares tienen la oportunidad de despedirse de su ser querido, en la comodidad de su hogar.

Posteriormente, el grupo discutió otros temas relacionados con la muerte y el proceso de duelo, como perder una mascota de la familia o no hacer algo en su vida de lo que luego se arrepienta. Estos problemas comunes vienen con mucho del mismo equipaje que la pérdida de una persona cercana, pero por supuesto, este tipo de equipaje es mucho más ligero.

En los últimos 7 años, los cafés de la muerte se han extendido rápidamente por América del Norte, Europa y Australia. A la fecha, ha habido 6.289 conversaciones de café de la muerte en 56 países. Si bien la conversación sobre la muerte sigue siendo muy incómoda para algunos, se ha vuelto más fácil para otros aceptarla como una parte normal de la vida. Personalmente, creo que es debido a lugares como los cafés de la muerte que las personas tienen la oportunidad de hablar sobre la muerte y, en última instancia, se vuelven más abiertas a la realidad general de la vida y la muerte.

Otros artículos de blog relacionados

Tom Yoshio Oki, de 104 años, y su esposa, Yuki “Suzie” Oki, de 103.

104 y contando

    Andrés Rojas – Coordinador de Mercadeo de Healing Care Hospice El año pasado en Healing...
Enfermera de atención domiciliaria vestida de rosa ayudando a un paciente anciano en silla de ruedas

Cuidados paliativos versus atención médica domiciliaria versus atención domiciliaria: ¿cuáles son los beneficios de cada uno?

    Andrés Rojas – Coordinador de Mercadeo de Healing Care Hospice El año pasado en Healing...
Un señor mayor firmando papeles frente a un asesor legal

¿Cuándo es el momento adecuado para una directiva anticipada de atención médica o un testamento vital?

    Andrés Rojas – Coordinador de Mercadeo de Healing Care Hospice El año pasado en Healing...